miércoles, 1 de abril de 2020

Frente Amplio: tutorial para actores políticos con cámara ajena




Lo dijo Atahualpa, “las propuestas son de nosotros/ los voceros son ajenos”.

“Sonríe, te estoy filmando”, le contestó el lobo a Caperusita Roja, azul y blanca, cuando ella fue a llevarle un papiro con propuestas económicas a su abuelita.

¡¿Tan cautos que somos para tantas cosas y no guardamos la menor cautela a la hora de gestualizar abrazos a un rumbo político opuesto a las propuestas que llevó Caperusita al lobo; un lobo que ni siquiera se disfraza de abuelita?!

Caperusita sonrió y sonrió (daba para que uno pensase, “¡qué dientes tan blancos y grandes, tienes, Caperusita!”), habló de “acuerdo”, habló de “apoyo” y ésa fue la única toma que le editaron.

En el papel que leyeron los cronistas con ese soslayo propio de “fumar es perjudicial para la salud” en las publicidades de cigarrillos, quedó el gesto de mi cara en la honda preocupación de mis hermanos.

Es así, en 2002 para salir en la foto había que tirarse de los pelos y gritar “¡LA DEBACLE, LA DEBACLE!” (Astori). Ahora si decís “guambia”, vas a la papelera en el cuarto de montaje.

HABANDO AL NORTE

El teatro tiene la ventaja de que sala a sala, tablado a tablado, calle a calle, podemos llenar un par de estadios Centenario, como hicimos con varios Fontanarrosas, La empresa no perdona…, Barro negro, Italia Fausta, La carroza, Murga madre y otras, entre otras. Si nos filman la actuación completa todo mejor. Igual la hacemos a capela o casi, pero la política de masas necesita dinero, le dijo Néstor a Cristina.

Eduardo Bleier lo sabía.

Hubo dos grandes momentos en que tuvimos entrada con fuerza diaria, trascendiendo campañas electorales, en categoría masas tamaño gente: Araújo y Mujica.

“Diario 30” del “Radiosenador” (financiado por Bleier y tantos silencios estremecedores) y “Hablando al Sur” en M24 del “pichi mugriento”, que supo entrar de caño a un banco.

Al primero les costó pero al final lo anularon (lo echaron del micrófono y de la Cámara). Al segundo también les costó, pero al final le espera un Nobel (y casi sin culpa).

Hoy, tras quince años de gobierno en honorable pulcritud (hasta que se arme y difunda lo contrario, si lo necesitan) no somos dueños de ninguno de los circos y no nos dejan pasar ni a un mono suelto.

¡Cuánto envidio C5N, Víctor Hugo, Navarro, Heguier, Borroni, Tognetti…! Mezcla rara de envidia, consuelo necesario y bronca. Nosotros no tenemos ni un homosexual editorialista de masas de izquierda. Y hetero tampoco.

ACTUANDO PARA EL VAMPIRO

Sinceramente (como dijera Cristina, pero nosotros en susurro), el Frente Amplio hace bien en no estar de ningún modo por fuera del Estado en esta emergencia de pandemia, hacemos bien en llevar propuestas y hacer que hagan de cuenta que nos escuchan, pero no dirige Seregni. Y ésa es otra diferencia más con el 2002.

Seregni entendía dos tácticas y al año siguiente al 2002, la central única de trabajadores estaba defendiendo ANCAP y ganamos un plebiscito  y al siguiente había elecciones nacionales y teníamos al Pepe en las radios de los bondis (no a Petinatti) y ni con balotaje frenaban la candidatura del Taba.

Este gobierno lleva un mes. No hay campaña electoral  El Frente Amplio propone cosas que este gobierno ni por asomo piensa hacer, y está muy bien que el Frente las proponga, porque está muy bien lo que propone. Básicamente es el programa que ya levantaron las fuerzas sociales, centrado en asignación salarial universal y suspensión de cortes de servicios durante la pandemia, pero no se oye.

Esta película la dirige Murnau. Para nosotros es muda. Si el Frente Amplio entra a Casa de Gobierno a las risas, como si llegara a una fiesta, nos devora el expresionismo alemán.

El cine es plata, me dijo, en confianza, muy concretamente, una vez, el mejor guionista cinematográfico de Iberoamérica. Uno que de teatro sabía la sal.

Vaya por “Los santos inocentes” y por “Gary Cooper que estás en los cielos”.